Etiquetas

,

Como ya sabréis si habéis leído el Quiénes somos (y, si no, ahora os informamos), el blog “Días de alquiler” está pensado y ejecutado por varios seres humanos (nos inclinamos a pensar que aún lo somos) que escriben individual o coralmente bajo cuatro seudónimos compartidos: Glorika Adrowicz, Segundo Clon, León Seguro y Augusto Blasborg.

De este modo, al mezclar eventos biográficos (algunos muy lejanos en el tiempo –pues las edades son diversas– y no todos exitosos: estudiantes de ingeniería agrícola; camareros; docentes de español para extranjeros; apoyo escolar para púberes y adolescentes en riesgo de exclusión –o no–; clases de adultos para minorías; activistas contra el VIH-Sida; inglés –todos, por supuesto, nivel medio para el curriculum–; fruteras; quiosqueros; filología hispánica; lombricultura; comercio justo; francés como el inglés, quienes lo arguyen; enganchadas a los cursos por internet; perezosos; trabajadoras incansables; cuidadores como opción vital frente al mercado; vendedores a domicilio; ratas de biblioteca; dinamizadoras de tiempo libre creativo infantil y juvenil; ex presos; peón de albañil; extrovertidos; solitarios; alemán aprendido a medias y olvidado en su totalidad, al igual que el latín; parados de larga duración; talleres de cómic y literatura para adolescentes; estudiantes de filosofía; hortelanas; solfeo, pero más solguapo; correctores de textos; pasiones más o menos románticas y otras experiencias frustrantes; portugués nivel básico; izquierda radical según la prensa; trasnochar; madrugar; ebriedad; abstemios; vendimiadoras; descreyentes; devoradores de fantasía y ciencia ficción –eso todo el grupo–; viajeras perezosas –ahí más diversidad–; antitaurinos; anarquistas; ovolactovegetarianas; veganos; insumisas noviolentas –en estos últimos epítetos, divertida variedad más que gradación–; karatecas; apicultura; futbolistas; ciclistas; “pingpongistas” –¡y qué partidas echamos!–; seductores; tímides; identidades sexuales variadas y a veces no claras, otras sí –las primeras reuniones fueron para verlas…–; feministas; machistas estructurales, desde una crítica que nos transforme; idioma ruso tambaleante –solo uno, pero nos va enseñando al resto el cirílico–; seriedad; odiachistes; ensartadores de chistes a cual más malo; peones agrícolas; envidiosos de la capacidad plástica de las grafías del árabe…; y muchísimas cosas más, pero lo que nos une a todas, a todos –en realidad no somos un gran número–, es la pulsión por poner por escrito, en verso, prosa, o lo que nos echen, estas vidas que siempre necesitan creatividad y fantasía para poder llevarlas adelante); al mezclar, decíamos, estos diversos eventos biográficos, surgen nuevas biografías fundadas en la empatía, en la complementariedad, en la oposisión, en el contraste, pero siempre guiadas por la palabra.

A estos cuatro perfiles originales, queremos unir, tras poco más de un mes de recorrido del blog –aunque ya se preveía la eventualidad– un nuevo perfil, Alicia Valcmorós: ella nos traerá reflexiones… ensayos… ensayos de reflexiones… reflexiones en sayas… ya veremos; será la parte no estrictamente literaria, sino más de pensamiento social, político, lo que vayamos pergeñando al dejarnos influir por ese mundo exterior desde una mirada crítica, y que no expresemos en forma de versos o de ficción narrativa.

Gracias por vuestro apoyo, y esperamos que acojáis a esta nueva “compañera” con la amabilidad que habéis demostrado a los anteriores. Esperamos no aburriros demasiado (y si sucediera, para eso están los comentarios, no lo dudéis).

Para finalizar, anticipar que a partir de ahora, y por decisión unánime, en vez firmar, como hasta ahora, con el nombre de Glorika Adrowicz, que solo es uno de los perfiles, nuestras intervenciones serán como “Días de alquiler”.