Etiquetas

Estos versos que no apuntan nada;

y porque van sin rumbo, establecen dispares

relaciones en la meditación y la conciencia;

en lo ajeno de un ala que se bate

en mitad de los cantos de reclamo.

Buscan como proceso expiatorio,

sin más fin que el fracaso necesario.

Comunicar exige contubernio

cuando el reflejo propio es demasiado oscuro

para interpretar sombras.

Perezosos, desdeñan la paciencia;

engullen soledad y exudan desaliento.