Etiquetas

,

Cuando el tiempo no era tiempo
Y la Nada todo lo cubría,
Una luz surgió del Vacío;

Una luz de esperanza para mundos probables,

Cuna de la belleza,

Sabiduría eterna,

Una luz de brillante esplendor:

Una luz llamada Alania.
Mas en medio de ese resplandor

Surgió un punto negro,

Un punto de maldad,

Un punto de Tinieblas,

Un punto que crecía para destruir la Luz:

Un punto llamado Maras Dokk.
Sólo un Héroe podrá nivelarlos.

Un Héroe que surja de la agonía del mundo,

Donde el hierro y la carne predominen,

Donde la muerte violenta se vuelva normal

Y los ríos de sangre sean frecuentes.
Un Héroe acostumbrado a ver tantas lágrimas,

De sangre, de pena,

Que sus ojos estén secos.

Un Héroe aclamado en leyendas y cantos.

Un Héroe llamado Grishka.
Cuando Tarkión domine la noche

Y el mal descienda sobre Kimeria,

Cuando la tierra tiemble a sus pies,

Cuando el tiempo ya no sea tiempo para él,

Y la Nada lo cubra todo ante sus ojos,

Grishka estará preparado,

Y la batalla quimérica dará su comienzo.